OpenSUSE 12.3 y mi corazón


Pues sí, ya está lanzada OpenSUSE 12.3, y aunque no presenta grandes cambios revolucionarios es una distribución Linux a la que tengo mucho cariño. No especialmente a la 12.3, claro, si no a OpenSUSE per sé (más bien a SUSE, pero todos sabemos que OpenSUSE está auspiciado por SUSE).

Resulta que allá por el año 2002, con 14 añitos recién cumplidos, cuando me regalaron mi primer ordenador de verdad (era de los mejorcitos en su tiempo con un Pentium IV a 1.6GHz, 256MB de RAM y 40GB de disco duro… La gráfica se la tuve que poner yo porque no podía ni jugar a gusto al Counter Strike y me compré una nVidia MX440 de 64MB, que no estaba del todo mal por aquella época aunque ya las había mejores) (el anterior era un Pentium II a 200MHz con un disco duro de 2GB… Y no recuerdo mucho más de él, a parte de tener guardado el microprocesador porque me hace mucha gracia) me dije “oye, y esto de Linux… ¿Qué es?”. Y es que yo era un chico muy curioso y me encantaban los temas informáticos (viernes sí, viernes no yo era fiel a mi Computer Hoy en el kiosko, que por aquellos entonces se llevaban todavía), y resulta que en uno de los números de mi revista sobre informática favorita venía Suse Linux 9.0 Professional. Claro, eso de “Linux” y “Professional” en la misma frase me llegó al corazón y me dije “pues hay que instalarlo”.

Y así hice, ni corto ni perezoso un día le dije a mi madre, con todo mi desparpajo “oye, mamá… Que me voy a instalar este Sistema Operativo; no sé ni cómo funciona, ni qué se puede hacer con él, ni nada de nada, pero yo lo quiero probar”. Y mi madre, que por aquel entonces no entendía mucho de ordenadores y confiaba mucho en mí, me dijo “adelante”. Así que así hice, me instalé Suse Linux 9.0 Professional y… Y… Bueno, hice poca cosa, no nos vayamos a engañar. Por aquel entonces Linux no estaba tan extendido como lo está ahora y sin muchos conocimientos informáticos no podía hacer mucho. Pero ya hice mucho más que mucha otra gente, al menos tuve la curiosidad de instalarme una distribución Linux para probarla y ver qué era ese mundo.

En fin, espero no haberos aburrido mucho, el hecho de que haya salido la nueva versión de OpenSUSE era una excusa para contaros esta historieta que nunca olvidaré y siempre recordaré con mucho cariño 🙂

Un libresaludo,

Borja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s